12 mayo 2009

Sorpresas

El otro día me encontraba plácidamente intercambiando impresiones - echando chisme - en la central de enfermería cuando la recepcionista me llama para decirme:

Gatito: Doc viene un niño que se enterró unas tijeras en el ojo, trae un pedazo clavado todavía y lo trae su madre para que se lo quites. ¿Te lo paso?

Kymer: - sin palabras y pensando a mil por uno - ¿a que viene el niño? ¿a que le quite el trozo de tijera o el trozo de ojo? porque con un tijerazo no ha de quedar mucho... y todavía me preguntas si lo pasas!!

Ya con el chámaco de frente, me topo con que la realidad no es como me lo pintaba Gatito o como yo lo imagina después de semejante narración, solo tenia una pequeña rebaba de aquella tijera clavada sobre la cornea y en un pin-plas logramos quitársela.

Pero lo de hoy me agarro en curva, nuevamente yo en enfermeria y me llama Gatito para decirme que me manda a un niño que se quemo una mano con agua caliente.

Mas relajada que una tortuga después de un porro, me levanto tranquilamente a ver de que se trata y vaya sorpresita, un desafortunado bebe con una quemadura importante en los dedos de la mano derecha, aquello estaba lleno de ampollas, después de administrarle algo para el dolor, decidí marcharme a mi escondite secreto en el que suelo perderme para mantenerme desconectada y poder realizar el trabajo como debe de ser, con los cinco sentidos y el temple
necesario para tomar las decisiones que mejor convienen al bienestar de mi paciente, empecé a debridar quitando mas piel de la que esperaba...

No se porque la gente tiene el concepto equivocado de que los medicos no sentimos, que no nos perturbamos o que estamos acostumbrados a este tipo de cosas....el dolor es una situación a la que no te puedes acostumbrar, ni como paciente, ni como medico, ni como ser humano....

La diferencia radica en que no externamos nuestro temor o lo impresionante que nos resulta la situación o lo asustados que nos sentimos, aunque por dentro este ocurriendo una revolución. Cada quien tiene su metodo, a mi me funciona desconectar las emociones para marcharme a mi escondite secreto

PD2: Aclarando eso de escapar a mi lugar secreto, es solo aplicable en la medicina, que para mi mala suerte no es aplicable en cuestiones de amores.

No hay comentarios: