01 junio 2009

Trabajo

En cuestiones laborales creo que la vida me ha dado la alternativa de ser y hacer lo que he querido…las oportunidades han sido muchas - aunque no suficientes - pero de propuestas laborales he tenido para regalar y repartir, y la verdad hay algunas que preferiría no recordar…

La de hoy definitivamente me ha sorprendido, un perfecto desconocido me llama por teléfono, me dice que no le conozco, pero que le han hablado muy bien de mí y me han recomendado mucho, me ofrece trabajo dando consulta por las mañanas en su farmacia. Hasta donde yo recuerdo, no tengo ningún anuncio en el periódico ni en internet ofreciendo mis servicios, ahora resulta que me ha surgido un representante y yo sin enterarme de nada…me quedo callada y el tipo lo nota, así que sigue hablando como tarabilla, que su farmacia esto, que si aquello….y a mi solo se me ocurre pensar un par de cosas….

La verdad es que antes yo era muy abierta a atender esas propuestas, que siendo trabajo creía que nada podría ser tan malo, (no sé de donde me surgía ese lado optimista, que ese nunca ha sido mi estilo) hasta que acumule demasiadas entrevistas de miedo; ahora he optado por ser más selectiva por lo menos en esos temas.

De las que recuerdo y me resultan memorables…

En una cadena de supermercados, que por cierto ya no existe o mejor dicho cambio su nombre, me querían como médico de la planta para reclutamiento. Lo que se les paso comentar es que pretendían que reclutará al personal de todas las sucursales de la ciudad, además de dar consulta, debería estar al pendiente de todo lo que se tratara seguridad e higiene laboral, no tendría prestaciones, trabajaría por honorarios y me pagarían “mensualmente”, con un horario de 12 hrs. de lunes a sábado, sueldo mínimo, sin comisiones y aparte debía dar su tajada a hacienda, ya después de repartir, tendría un sueldo similar a un obrero de maquila…
Al final ganaba más si me ofrecía como esclava voluntaria, con pago en especie, a puro pan Bimbo!!!!

Recuerdo uno que buscaba un asistente para un cirujano plástico, todo se veía muy “nice”, tenía cinco recepcionistas muy guapas, todas uniformadas, me hicieron un examen psicométrico disque para ver mi perfil, y como soy un encanto pues les encante…lo malo es que el tipo no era ni cirujano, mucho menos plástico, no solo buscaba un asistente sino a una idiota que se prestara como responsable médico, y al final me tendría que pasar el día no solo en quirófano sino convenciendo y adelgazando gordas con productos hechizos…..y obvio que está de más decir que la paga era menos que la de un repartidor de periódico.

En otra ocasión asistí dos días consecutivos a una serie de entrevistas para trabajar en una “clínica” cuyas oficinas estaban en la zona pudiente de la ciudad….el trabajo prometía, el horario era fantástico, había paga y comisiones, todo en dólares….una chulada….hasta que llegamos a la parte amarga del trato…pretendían ponerme a pinchar “reses humanas”, me pedían que me dedicara a la acupuntura y colocación de balines pegados con cinta agresiva en la orejas de las victimas…. cuando yo no tengo ni puta idea de acupuntura, de balines o de los poderes curativos de los imanes!!!…que no me pase diez pinches años estudiando medicina para terminar ensartando agujas…

Fueron gracias a esas entrevistas, por las que en mas de una ocasion termine aceptando trabajos "raros"...

En una ocasión fui medico hasta con especialidad en medicina del trabajo…era una planta bastante grande, curiosamente nunca sospecharon que no tenia ni idea de lo que hacia....Pero ese susto duro poco, afortunadamente....

Después estuve un tiempo en lo que yo creí era un hospital, ahí solo trabajaba de noche, una especie de medicina occidental mezclada con algo de herbolaria, medicina alternativa y alucinaciones sacadas de una mente con ganas de robar dinero…me la pase algunos meses cuidando pacientes con cáncer en fase terminal, que con una descarga de vitaminas y otros chuches parecían agarrar una última mecha de energía, aquí por lo menos me sirvió para practicar mi ingles y hacer amigos, aunque en estos momentos me es imposible mantener comunicación con alguno de ellos o al menos que lo intentara con la ouija….

Después llegue a un lugar en el que ni siquiera sabía que tenía intención de ir, pero mi ex me hizo la cita sin que yo me enterase, cuando llegue me dio la dirección…acudi y me dieron el trabajo, termine laborando por casi dos años en una clínica para adictos…Que visto de esta manera ya puedo trabajar en cualquier hospital psiquiátrico.

Así que cuando al hombre se le agoto la verborrea, solo respondí con un “gracias”…. Pero NO Gracias!!!!….

No hay comentarios: