01 septiembre 2009

Las aventuras de el Dr. Gamer Cousteau

De esta historia solo fui testigo silencioso, pero estuve ahí, sudando, haciendo caras raras, y sintiendo un poco de nausea al final.

La semana pasada, llegue a trabajar como de costumbre, la sorpresa que me lleve al enterarme que tendríamos un parto en agua, por suerte para mi, Gamer sería el que lo recibiría.

Faltaba poco para el suceso y a falta de pediatra me preste de voluntaria, que eso de recibir chamacos lo hacía con los ojos cerrados cuando era interna; y literalmente que casi siempre estaba más dormida que despierta, después de casi 36 horas de trabajo ¡ja!

Gamer se preparo con su traje de neopreno, aletas y goggles, la madre entre gritos y jalones entro al agua, la alberca inflable, redonda, de plástico, sin pierneras o agarraderas, con agua hasta el tope, la paciente que no era muy alta al parecer no sabía nadar, casi se ahoga…pero no paso del casi…que todo el rato se la paso flotando, en parte gracias al salvavidas integrado a la barriga y en parte gracias a su marido; parecía gato atrapado en algún tinaco, tirando patadas, manotazos y arañazos cada dos por tres entre pujo y pujo. Mojando a medio mundo como si de agua de manantial se tratara, y ni que decir de la matrona, (porque decirle “Enfermera” es ponerle mucho titulo) atrapando los restos de relleno materno que se dejaban ver con una maldita redecilla para pescadillos, sacudiendo las manos y salpicando tiro por viaje a Gamer y a mí en la cara, aggggg.

Aquello más que el nacimiento de un humano parecía el nacimiento de un murciélago, el cuarto oscuro y solo una lamparita colocada estratégicamente apuntando hacia la zona genital de mama, así que me he dado un par de veces con un mueble en la pierna, uno en la rodilla y otro en el tobillo que hasta hematomas me aparecieron, afortunadamente con la oscuridad nadie me vio llorar y pues con los gritos y el rechinar que hacia la alberca nadie escucho mis sollozos.

Acabamos empapados, porque Gamer casi termina dentro de tanto tratar de alcanzar al bebe y yo, pues de tanto sudar, que aquello era un sauna, afuera estábamos a mas de 34 adentro como a 45, todo este sacrificio en vías de que el renacuajo no notara discrepancia en la temperatura al salir, no le fuera a dar una “contractura muscular”..puff creo que ese día perdimos la mitad de nuestro peso en agua.

Lo más asqueroso no fue ver como el agua pasaba de turbia a un estado casi radioactivo, (entre el líquido amniótico, sangre, placenta y demás desechos tóxicos), sino ver a la matrona meter las manos sin guantes y mojarse la cara con ella….guacala!.

El resultado final, madre bien, mojada y en sus jugos; padre feliz y con cara de idiota (la cara ya la tenía así desde que llego, al parecer el nacimiento de su primogénita en nada influyo para aquello) la nena bien, según reporto la pediatra que justo entro cuando la chamaca salía del agua puerca y yo me salve de mojarme más.

Gamer bien, deshidratado, con dolor de espalda, y mirando con cara de odio y desprecio a la matrona, quien según ella en un descuido y sin querer queriendo, lo baño con el chorro de la manguera, ese día a nadie le fue difícil localizarlo enseguida, solo bastaba con seguir el ruido del rechinar que emitía su zapato mojado jajajaja

Para que no se quejen dejo un par de fotos del suceso…
El Dr. Gamer Cousteau se prepara para entrar.
Gamer se adentra en el "problema"
Aqui Gamer preparando el corte del cordon umbilical
Gamer tomando fotos a las cosas que flotaban
Y he aqui el producto final
(olvide decir que se parece al padre?)
PD1: Lo mejor de todo era escuchar como seis adultos gritábamos, ya viene… ya viene, cada vez que le veíamos intentar asomar la cabeza para después escuchar un “aaahhh se regresooooo” sincronizado.
PD2: Dedicado con cariño a mi amigo Gamer, el Capitan Morgan de los partos en agua, jajajajajajaja.

3 comentarios:

Victoria Eugenia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Victoria Eugenia dijo...

Alucino con tu creatividad para narrar tus historias y leyendo esto me he imaginado un cortometraje. . . . "productora y directora: la dra Kymer"

Abrazos Doctora.....buen dia.

Kymer dijo...

Victoria: No olvidemos a Gamer, que tuvo una actuaccion digna del oscar, jajaja; en mi vida no me habia divertido tanto en una alberca. :)