16 marzo 2010

Matemáticas



Hoy mientras esperaba mi turno en el banco y no teniendo nada mejor que hacer me puse a escuchar las conversaciones ajenas; una madre le echaba la bronca a su graniento hijo adolescente, al parecer el mono iba reprobando los exámenes parciales de matemáticas a diestra y siniestra; recordé que a mí me paso lo mismo al entrar a la secundaria; nunca había tenido problemas, siempre fui una chica sobresaliente - y algo nerd - en el colegio, pero ese año no logre adaptarme, hasta que me cambiaron al maestro por una maestra que uf y requetecontra ufffff, que manera de enseñar la...ejem…geometría.

A partir de ese día mis notas subieron, no había problema de algebra al que no le encontrara la solución y hasta termine participando para la olimpiada matemática estatal, todo gracias a esa mujer y a ese maravilloso escote que me obligaba a acudir a su clase sin falta lloviera o tronara…

Qué tiempos aquellos…creo que ese fue el fin de mi racha, deje de fijarme en las mujeres mayores, visto que eso nunca me trajo nada bueno y lo reconozco creo que fijaba mis metas en puntos muy altos para una simple mortal.

La primera vez que me fije en una chica mayor cursaba el tercer año de primaria -¿así o mas lencha?- ella el sexto, el lunes era el mejor día para admirarla, era la abanderada de la escolta; aunque ya para entonces había probado los frutos del desamor, digamos que fui una niña un tanto precoz y en pre-escolar sufrí las consecuencias de una relación un tanto tormentosa, aun recuerdo esos besos con sabor a cereza, acompañado de su respectivo puñetazo en el estomago….la de veces que me dejo sin aire la muy jodida!

Después opte por dejarme sorprender por la chispa del amor, aunque reconozco que en más de una ocasión he estado a punto de electrocutarme, he tenido la suerte de conocer a mujeres excepcionales, locas, dementes, geniales, grandiosas, maniacas, mentirosas, obsesivas, dulces, amorosas y una que otra depravada sexual… creo que seguiré optando por dejarme sorprender...y aunque lo mio es la medicina y no las matematicas no estaria mal despejar la ecuacion y ver si alguna vez X logra encontrar a su Y.


PD: Ahora se pondran hacer una idea de lo largo de la fila, que hasta me dio tiempo de escribirme el post.

No hay comentarios: