29 junio 2010

Con la puerta que se mire


Caminaba por unos de los pasillos del hospital y me detuve en la puerta de una habitación...me parecía una situación tan surrealista, creo que nunca terminare por acostumbrarme a estas realidades.

Ayer veía salir de ahí a un hombre con lágrimas en los ojos, triste y desolado.

Hoy vi salir de ahí a un hombre feliz, orgulloso y con una sonrisa que no le cabía en la cara.

La diferencia es que ayer en esa habitación moría una madre...y hoy nacía una hija.

2 comentarios:

ΛgƎиda Ladяidø dijo...

siempre y cuando no sea el mismo señor jaja

porque si no pues que vida tan extrema le tocó

cuantas historias no has de tener y de vivir a diario

Kymer dijo...

jajaja sabia que alguna mente brillante podria confundirse jajajaja.

Eran dos personas diferentes...lo que me hiciste reir. Gracias