24 agosto 2010

35 min…Segunda Parte


Esta entrada me ha quedado demasiado explicita, dejo a criterio del lector la decisión de continuar leyendo. Si a pesar de la advertencia desea continuar, la primera parte esta anterior a esta.

16:16 hrs
No veo nada, la sangre brota y lo nubla todo, mis dedos se pierden entre coágulos y palpan la tráquea, quiero hacer una incisión en ella, a ciegas…1er intento fallido; la enfermara aspira y mejora la visibilidad, pero de nuevo mi hoja de bisturí no atina a perforarla –se me resbala entre los dedos- 2do intento fallidoooo; alguien atina a pasarme una pinza, Gamer grita desesperado “daleee”, 3er intento…lo logramos!!!

Continúan las maniobras de reanimación, sostengo la cánula endotraqueal en su sitio, Compresa conecta el ambú, Gamer comienza el masaje cardiaco…la voz de mi cabeza me demanda una explicación ¿Qué diablos hiciste Kymer? ¿Ni siquiera sabes cómo se llama, no es tu paciente? ¿Qué diablos acabas de hacer? ¿Tú no puedes hacer eso? ¿Si la mujer no remonta puedes decirle adiós a tu carrera?

Mi atención se enfoca en Gamer, ha parado las compresiones ¿Por qué?... Siento un sudor frio recorrerme todo el cuerpo, esa última idea me paraliza…

16:17hrs
Tenemos latidos, vía aérea funcionando, oxigenación al 100%, la mujer está viva…con el cuello abierto de par en par…pero viva. Dejo que las manos de las enfermeras se encarguen, miro el estrés en los ojos de Gamer y el mí pánico en los míos. La tensión empieza a menguar, volvemos a respirar.

16:18 hrs
Entro al baño de una habitación, me mojo la cara… ¿Ya puedo permitirme sentirme asustada? me miro al espejo…mis ojos pretenden comenzar a llorar pero no tengo tiempo, vuelvo a mojarme la cara, respiro profundo, mi manos tiemblan ¿Qué acaba de pasar? Trato de ordenar mis ideas pero tampoco tengo tiempo, comienzo a reírme…

¿Y ahora como le explico yo a la hija de esa mujer que le acabo de rajar a su madre?

16:25 hrs
El equipo médico aparece, la paciente se encuentra estable, Gamer y el Francés se marchan, y yo me voy a seguir con las chorrocientas consultas que me esperan.

Después de cuatro días la señora fue dada de alta, tres semanas después regreso a la cotidianidad de su vida diaria, tiene un montón de hij@s y un puñado de nietos, solo la vi en una ocasión sentada en la sala de espera para una cita de control, me dio miedo acercarme y hablar con ella; aparentemente no recuerda mucho de lo que paso aquel día...cosa que agradezco infinitamente.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

ERES!!!!! sólo eso pa definirte, porque los adjetivos no alcanzarían para dar una idea.

Un abrazo inmenso, Doctora

--Victoria ** -- dijo...

waho O_O me dejaste impresionada,

tantos sentimientos, pensamientos y decisiones pueden pasar por la cabeza en tan pocos segundos...

un FUERTE abrazo desde las calidas tierras de mexicali

The Gamer dijo...

Hola yo crei que nunca te atreverias a contar esa historia, una de tantas experiencias que es mas tuya que mia, sabes lo unico que a mi me dejo mmm como explicarlo, bueno, que la familia del paciente ni los doctores de cabecera se dieran cuenta de mi participacion porque ni las gracias o si me las dieron y ni me fije, creo que estoy siendo un poco egoista.

ΛgƎиda Ladяidø dijo...

lo chistoso es que te tomaste el tiempo para notar que Gamer sudaba como jugar de futbol americano (no soccer, no beisbol, americano!)

ya hablando más en serio, el detalle que creo a mi me impacta más en relación con la historia, son los "35 min"

o sea.. creo que hasta en mis exámenes más difíciles de la carrera me daban por lo menos 50 minutos, y con chanza de ir al baño jajaja

pero pues pensaste y actuaste rápido, seguro ya estás acostumbrada a esos shots naturales de adrenalina

tulipan dijo...

Worales adrenalina pura!!!!

Que loco que te diera miedo hablar con la señora después de salvarla, supongo que cuando acabo tu día lloraste o te seguiste riendo

Un abrazo reconfortante

Kymer dijo...

Si contesto con alguna incoherencia mi justificación es que apenas me voy a dormir.

Anónimo: soy lo que soy... afortunadamente nadie se parece a mí.

Victoria: el Wow es para ti, como logras sobrevivir en Mexicali con estas temperaturas.

Gamer: La experiencia es de todos los que estábamos ahí ese día, y sin tu ayuda probablemente el desenlace no hubiera sido el mismo.

Agenta Ladrido: Gamer es un hombre grande...y su masa corporal también. He ahí el porqué no lo puedo comparar con un escuálido jugador de soccer. jajajaja

Tulipán: Cuando termino no tuve tiempo de atender mis emociones o hacer pis, pero se convirtió en tema de conversación y burla por algunos días...ante la llegada de cualquier paciente a urgencias las enfermeras me miraban y se decían entre ellas “cuídale las manos a Kymer que el paciente viene por un dolor de cabeza pero esta es capaz de hacerle una “traqueo” si nos descuidamos” U_U

Anónimo dijo...

Soy Anónimo I

Conozco el lado bello de mi doctora, ella me atiende como si fuese su única paciente, aún cuando le llamo por tel para decirle con voz quebrada que me siento triste y no puedo más, ella me trata como si fuese consulta privada y no una usuaria más del IMSS, y es taaaan hermosa conmigo que aún se queda una hora despues de su salida escuchando mi hipeado monologo,me abraza y me dice que no importa el momento, que si me siento mal corra a verla.
Espero que si un mal día llego a necesitar medidas extremas, tenga el temple de Kymer y el instinto a flor de piel pa rajarme lo que me tenga que rajar

Besitos


*_*

Mar dijo...

En verdad no tenías tiempo para llorar... ¿o no querías llorar?

El llanto siempre es productivo. Una llora la frustración, la tristeza, la rabia, la felicidad, la desesperanza, el éxtasis. Y claro, hay casos en los que uno llora el llanto sin que eso sea redundante, llora la angustia cimentada en la nada, llora las lágrimas que parecen pedir a gritos ser lloradas.

Muy intensos esos 35 minutos de sentir la vida tan inasible. Me alegra que lo hayas pensado un rato y te decidieras a compartir.

PD. Gracias por el correo de asunto cancerígeno-amoroso.

Vaya un beso desde acá.

hadda dijo...

oh que historia...momentos de suspenso tan tan tan ...............

gamer si te dieron las gracias es solo que al dr. le dio pena mandarte el perfume.

Chesto dijo...

Pfff wow! es todo lo que puedo decir.
Siendo mis padres medicos estoy acostumbrada a ese tipo de anecdotas pero jamas dicen si tuvieron miedo o algo.

Me gusta saber que ellos tambien sienten cosas asi (a veces parece que nada les afecta), gracias por este post xD. By the way me gustó su blog, espero pasar seguido por aca!