24 septiembre 2010

Cambiando el rumbo...


Dos buques asignados a la escuadra de entrenamiento habían estado de maniobras en el mar con tempestad durante varios días. El marinero de guardia en el buque insignia estaba en el puente vigilando cuando caía la noche. La visibilidad era pobre; había niebla, de modo que el capitán permanecía también sobre el puente supervisando todas las actividades.

Poco después de que oscureciera, el vigía que estaba en el extremo del puente informo: “Luz a estribor”

El capitán grito: “¿Rumbo directo o se desvía hacia la popa?”

El vigía respondió “Directo, capitán” lo que significaba que se estaban dirigiendo directamente a una colisión con aquel buque.

El capitán llamo al encargado de emitir señales. “Envía este mensaje: Estamos a punto de chocar; aconsejamos cambiar 20 grados su rumbo”

Llego otra señal de respuesta: “Aconsejamos que ustedes cambien 20 grados su rumbo”

El capitán dijo: “Contéstele: Soy el capitán; cambie su rumbo 20 grados”

“Soy marinero de segunda clase -le respondieron-. Mejor cambie su rumbo 20 grados”

El capitán ya estaba hecho una furia. Espeto: “Contéstele: Soy un buque. Cambie su rumbo 20 grados”

La linterna del interlocutor envió su último mensaje: “ Y yo un faro”

¿Tengo que explicar quien fue el que cambio de rumbo?

Frank Koch -Revista Proceedings-

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Mmmm,delicioso amanecer así,leyendo algo nuevo en tu blog.
Una vez fui,no un buque,me sentía el Titanic, aunq en en realidad creo q era una vil lanchita y ahí voy con viento a favor(eso pensaba) y terminé siendo madera en una playa desierta.....
Hoy soy un faro sobre una montaña de filosas rocas,pero eso si,siempre,siempre,envió señales de advertencia.

Saludos.......

Anónimo dijo...

Sume una mas a su lista de seguidoras srita Kymer U_U

PD. Me consideraria loca si le digo k eh leido todos sus post, en unos dias?.(aunk creo k ya lo soy al estar siguiendola).

atte.
Mercy

Kymer dijo...

Mecy: No la puedo considerar loca, solo puedo pensar que es usted una mujer con muchas horas sin nada que hacer. ¿Está usted en la cárcel? jajajajaja. Bienvenida a este mugriento blog.