26 septiembre 2010

Efectos de una explosión nuclear...


Si estuviera atrapada en alguna cajuela con las manos atadas, los ojos vendados, junto a un bomba probablemente podría desactivarla y salir de ahí sin ningún problema. Recordar que ya tome mi dosis de medicamento eso no lo puedo hacer, esta vez me he provocado una explosión gastro-intestinal apocalíptica cuando triplique la dosis de laxante y todavía lo decore con un gran vaso de jugo de naranja fresco. He tenido una mañana un tanto movida y maratónica, ahora Pa-Kymer me alimenta con gelatinas y galletas saladas. La situación es crítica, creo que es momento de hacer mi testamento, si continuo en mi línea de despiste probablemente no llegue al fin de mes.


4 comentarios:

Anónimo dijo...

Nenaaaaaa no puede ser id tan despistada!!! Bue yo olvido tomarla y Ud la toma por triplicado...Bue que se reponga prontito pa seguirla leyendo

Abrazo solidario

Cajeme

Mar dijo...

¡Haciendo honor al blog, Doc!

Vaya pues con el post escatológico :S

Espero ya para mañana estés mejor.

Mando abratzo pachoncito

Mir, the lucky bastard dijo...

Yisuscraist!!!! pero qué situación! cuidate mucho Doc, no nos vayas a dar un susto. Recupérate pronto! :D

Kymer dijo...

Muchas gracias por sus buenos deseos, después de una aparente recuperación la cosa siguió en su mismo rumbo, afortunadamente la prueba del SIDA salió negativa, ahora la gente a mi alrededor habla de colonoscopias y alimentación parenteral. Por lo pronto me estoy empacando un par de gelatinas que le hurte a la cocinera del hospital una sabe a gel para cabello y la otra aunque presumiblemente es de naranja sabe a cebolla...