17 diciembre 2010

Como lo hago sino me lo enseñaste…


No sé como corresponderte, dejaste pasar tanto tiempo que me conforme con solo ver tu sombra. Ahora intentas acercarte a mí y eso me desconcierta, estoy tan acostumbrada a la distancia y a tu silencio. Tantas veces desechaste mis intentos por ganar tu empatía que me rendí.

¿Porque ahora si estás listo para mí? ahora que ya no me esfuerzo por captar tu atención ¿Qué te ha hecho cambiar de opinión?

Mamá siempre me dijo que me querías mucho, que era yo la que no sabía entenderlo; siempre que me lo decía le sonreía, asentía y guardaba silencio, nunca le dije que el amor que ella me daba no requería de traductor y siempre me era fácil de comprender las facciones que reflejaban su cara, que el refugio de sus brazos y la calidez de sus abrazos era algo que no requería explicación.

Siempre estabas demasiado cansado para escuchar mis locuras y rara vez ponías atención a mis relatos, aun así me interese por aprender las cosas que a ti te gustaban, por escuchar las historias de tu infancia, esas que siempre repetías y acumule en la memoria, te observe durante horas sin que me vieras y fracase una y otra vez en mis intentos para crear lazos afectivos significativos para ambos.

Sé que percibes mi ausencia, pero que quieres que te diga, si hemos vivido en mundos tan diferentes todos estos años. Tú me enseñaste de disciplina, a esforzarme cada vez más, alcanzar objetivos, el respeto a los demás y el valor de las personas, que el trabajo siempre es primero si queremos proveer a la familia, pero nunca me enseñaste a como ser tu hija papá. Sé que estas orgulloso de mis logros y no me alcanzara la vida para agradecerte el apoyo que me diste, fueron tus esfuerzos los que proveyeron mi camino, me regalaste tantas cosas pero nunca atinaste mis deseos, yo solo quería tiempo; ahora te aproximas y pretendes que conversemos, pero te siento tan extraño, tan ajeno a mi mundo que sin quererlo termino poniendo en práctica lo que mejor aprendí de ti.

Yo no fui la hija que tú querías o tú no fuiste el padre que yo esperaba, nuestra relación siempre la marco la distancia, nadie sabe con exactitud porque, solo basta saber que entre tú y yo no hay nada que reclamar, solo somos dos extraños con una forma extraña de quererse…


12 comentarios:

Anónimo dijo...

SIGUE ENFERMA, QUE MALO, TODO POR CUATRO BOTELLITAS AMARILLAS, REGRESE DE MONTERREY ME DUELE TODO DE TANTO BAILAR, UN BESO POR LO QUE ESCRIBIO

MALETA

Anónimo dijo...

Te amo

La Caribbeña! dijo...

:O :s que cargado de emociones!! Un abrazo mi Doc!!, aaah gracias por devolver la foto que nos habia secuestrado, se le quiere, besos!!

Kymer dijo...

Maleta: Ya no estoy enferma, esa miel que usted reparte ayudo bastante en mi recuperación. Me alegro que se haya divertido, repóngase pronto que ya viene mi cumple y lo tenemos que celebrar en grande. Un betzoo y felices fiestas sin fogatas U_U

Anónimo: gracias por sus muestras de afecto :)

La Caribbeña: hartos besos y abrazos decembrinos para usted, gracias.

Anónimo dijo...

Muy bonito lo q escribist y algo trist la vrda, pero nunk s tard intentalo saludos dsd vzla chau t sigo un abraZOot :)

Anónimo dijo...

A eres linda no se xq te guardas en esa bolsa ^.^ ♥♥...

Rosario dijo...

hola: alguien ya me ganó el TE AMO, en fin asi pasa,disculpadme el no ser tan efusiva con esos sentimiento pero fuí yo la primera en decir q te amo. saludos

Kymer dijo...

Rosario: Sospecho que el anónimo podría ser Ma-Kymer U_U

Anónimo dijo...

Por ti podría ser Batman,nena :D

Kymer dijo...

eh!:o...pues entonces no es Ma-Kymer :s

---------------------------

Miss Venezuela: Gracias, saludos y un beso, sea usted bienvenida :)

sedecrem_18 dijo...

Me gusto como lo escribio ^^
K tenga un lindo dia.

Kymer dijo...

Sedecrem_18: Eres muy amable, gracias ;)