14 diciembre 2010

Haciendo alusión al título para no variar…


Sobre aviso no hay engaño, en esta ocasión podría decir más incoherencias y estupideces de lo acostumbrado, tengo un súper resfriado y estoy medicada a niveles casi tóxicos.

Este año tampoco me voy invicta, la culpa es mía por confiarme demasiado, el sábado me la pase bebiendo cerveza a la intemperie acompañada de Gamer y Maleta en algo muy parecido a una manifestación sindical de algún país reprimido que no pasa de los veinte habitantes. La velada fue por demás agradable, el despertar no lo fue tanto, un fuerte dolor de cabeza seguido de un ruido estrepitoso que hizo vibrar cada neurona de mi cerebro a niveles dolorosos, despertando mis miedos irracionales de que tal vez el final había llegado y la muerte me tomaría por sorpresa, cruda, en mis jugos y dejándome caer un avión encima -aunque pensándolo bien también pudo haber sido el camión de la basura y gracias a las condiciones insalubres en las que me encontraba me fue imposible de distinguir-

Hace un par de semanas alguien preguntaba ¿a que le tenemos miedo? ¿Qué es lo que nos pone nerviosos? La lista de cosas que me atormentan con remedos ridículos de ansiedad no es más grande y gruesa que el pequeño Larousse, por el contrario mis miedos son muy específicos, en el que más he pensado últimamente es en la posibilidad de que me callera un avión encima, entiéndase no me da miedo volar sino todo lo contrario, no me preocupa que se caiga el enorme pajarraco de metal cuando yo voy arriba, es cuando no estoy en él y escucho que pasa sobre mí que la idea se dispara y comienzo a preocuparme.

Contrario a lo que esta idea les pudiera hacer pensar no vivo cerca del aeropuerto y antes de ser juzgada cabe recordar que en ningún lado está escrito que los miedos solo se basan en fundamentos racionales. La única ventaja que le encuentro a esta gripa es que no huelo nada y por lo tanto tengo dos días sin oler las pesuñas pestilentes de los adolescentes hediondos que llegan a mi consulta. Así que sepan disculparme si al leer esto me escuchan algo gangosa.

Nota mental para Kymer: Nunca beber más de 4 cervezas en una misma velada :(

6 comentarios:

Adriana dijo...

By de way
Ya probaste la cerveza "indio"?, a mi se me hace la mas deliciosa de todas.
Aunque en esa epoca que la tomaba no habia probado tantas variedades como ahora.
Dejame probarla de nuevo y te digo si de verdad es tan buena.
jajajajajajja
Me antojaste. Ahora solo pienso en una cosa ...(algo asi como el Homero Simpson) .... CERVEZA!!!!

Anónimo dijo...

Coincido con la vecina de arriba,la cerveza indio es deliciosa,aunq yo me sigo quedando con un buen tinto.

Mar dijo...

Tercera a la lista de "Qué buena está la Indio".

Saludos desde mi burbuja protectora


:D

Mir, the lucky bastard dijo...

Cuatro es el límite?? uuuy, qué poco aguantas Doc!
En cuanto a las fobias no te juzgo... la mía son los puentes peatonales :S
Saludos y felices fiestas!!

Kymer dijo...

Adriana, anónimo y Mar: tendrán que invitarme una un día de estos, aquí no hay.

Mir: Con más de cuatro me pongo impertinente y me da por pedir prestado...U_U

tulipan dijo...

Me uno a la lista la Indio esta buena, y lo mejor, no da cruda!!!