04 abril 2011

Sencillamente...




La fe mueve montañas, construye puentes y avenidas, a veces tiene la osadía de rellenar alguno que otro bache en nuestro existir. La humanidad recurre a la fe para lograr lo aparentemente imposible, sobrevivir, sobrellevar, manejar, soportar, perdurar y justificar.

La fe se convierte en la materia prima del consuelo, la esperanza, la ilusión y los millones de sueños que no alcanzan la talla de la realidad.

¿Qué es la fe? ¿Fuerza, energía, poder, reacción química, la esencia de lo divino o tan solo una de las tantas inexplicables cosas que ya estaban aquí cuando llegamos?

Por si misma se convirtió en un buen salvavidas, manto de protección, fuente importante de ingresos, motivo de guerras, disputas, traiciones y muertes.

La fe tiene las habilidades de un buen maestro de yoga, puede ser tan flexible y a la vez tan terriblemente engañosa cual el mejor de los actos de magia, a veces tiene sangre de cirquera y nos regala actos de malabarismo increíbles. Armadura de gigantes, adorno arquitectónico, la fe puede ser tan maleable como la plastilina.

A temprana edad la duda llego a mi vida, la fe… bueno esa venia retrasada, tanto que a veces creo que nunca llego. En clase de catecismo aprendí que a dosis toxicas la fe te convierte en mártir, pero si careces de ella no habrá en el mundo cantidad de ave marías que te lleven a ella por más que el instructor de la doctrina te insista y te rocié la cabeza con agua bendita.

Me costó trabajo entender el concepto emocional, curiosamente las palabras más sencillas siempre tienen los significados más complejos… y sin embargo me sigue resultando tan engorrosa como la primera vez que hizo su aparición.

4 comentarios:

La Caribbeña! dijo...

Claro amiga! Es que la fe no se debe entender, es para sentirse. Besos.

tulipan dijo...

Glorioso como siempre

Saludines!!!

LaMar dijo...

Mi fe (fides) está basada en las etimologías: fidelidad (fidelitas). Y sí, sólo tengo fe en mí porque me soy fiel. Es la única fe que conozco…

Saludos, Doc!

Kymer dijo...

Saludos a esas tres bellas mujeres de arriba :)