20 septiembre 2011

Uno de esos días...



Desde aquella accidentada primera vez paso más de un año, un vago de poca monta, de esos que dan la impresión de tener más vidas que un gato, un rozón de bala le fracturo la tibia, algunos de sus amigos no corrieron la misma suerte. Supongo que son este tipo de situaciones las que determinan la conducta, cambiar o seguir igual. Muchos meses después, aquí estamos otra vez en el abismo oscuro de un par de pupilas dilatadas, la esperanza de una vida que no fue y que no quiso ser nada más que lo que quiso. Hay días en los que me pregunto si esperaba más de mí, un hombre tan joven, debe ser terrible que te declaren muerto, sobre todo cuando la plenitud de la vida que gozabas te hizo creer inmortal.

Aquí yace inerte, cual objeto inanimado, frió, sin latido cardiaco y sin pulsos, percibo su miedo, grito ahogado de negación, capitán temeroso que se niega aceptar que su barco se ha hundido, se aferra al deseo de la vida que ya se le extinguió. Cierro sus ojos, y cubro su rostro con el resto de la sábana blanca, afuera nunca hubo nadie esperando por él. Un último sorbo de café, tal vez un suspiro y me alejo pensando en los ecos de lo que pudo ser, tratando de poner buena cara para que el pequeñín que me espera coopere y me deje suturarle.

No existen segundas oportunidades, vives el presente arando los caminos del futuro.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Woow!!

ANA LAURA AYALA ARELLANO dijo...

Woow, me sorprende muchisimo doctora, es admirable la manera en la que expresa su sentir respecto al final de alguien, eso pasa todos los dias, por eso creo firmemente en lo que usted menciona la final "no exiten segundas oportunidades". Es cierto, reimos, amamos, somos, estamos, hay que vivir cada cosa como es, y aprovechar lo que la vida nos regala, llorar, sentir, gritar, todo tiene un porque y un para que, la vida no se equivoca y nunca descansa.

Anónimo dijo...

Seriamente, no haz pensado en escribir un libro?
Eres increible

Anónimo dijo...

Mmmm, tan buena que estas!, ooopss, quise decir, tan bueno que esta tu blog y lo dejas tan abandonado, que culpa tengo yo de que ahora que tienes novia ni lo pelas.....si ya se, dices que andabas haciendo no se que cosa, pero ya, no? una desveladita y escribe cositas...

Anónimo dijo...

INSUSTANCIAL FINAL... PARA UNA VIDA IGUAL DE INSUSTANCIAL.

AL FINAL SOMOS LO QUE SOMOS Y NO LO QUE DEVEMOS SER.

HASTA LA PROXIMA DOCTORA FELIZ AÑO Y OJALA QUE ESTE AÑO CONTINUE IGUAL DE INSPIRATIVA... UN ABRAZO... MARCO ANTONIO ;)