07 octubre 2011

Pequeños avances...



El gran día llego… por momentos pensé en los logros de mi juventud, pasajes de una vida plena y feliz abrazada a la consola, de horas eternas dedicadas al extermino de extraterrestres asesinos o la búsqueda de tesoros perdidos, en donde matar panteras y otra sarta de animales a diestra y siniestra está permitido sin cargos de conciencia ni sociedades que protejan a una especie en extinción; ya entrada en gastos, el tiempo me alcanzo hasta para pensar en todas las veces que renegué ante ese nefasto invento del hombre llamado sopa.

Llevaba semanas preparándome, desempolvando el sistema límbico y acostumbrándome a la idea; en su momento Ma-Kymer me lo advirtió, bueno también se mofo de mí hasta el cansancio y ya después me dio algunas bases prácticas, temas que no debería de tratar, como responder sin parecer sargento y diversos tópicos de donde echar mano para causar una buena impresión, ya que al parecer llegar con el trapo puesto y el estetoscopio colgado en el pescuezo me restaba imagen. Sin saber exactamente que decir llegue algo mojada y enlodada, mis nervios de acero pasaron al aserrín en dos segundos, y así mi novia me presento a su madre y contrario a lo que me dijo la mía que no hiciera… saque el tema del clima.

Después de un rato la conversación paso a una charla amena y entretenida, por lo menos para nosotras, mi novia dejo de opinar lo mismo cuando comenzamos a enumerarle los defectos U_U

1 comentario:

frifolito dijo...

Q nervio y q padre! conocer a la suegra siempre es complicado, pero es un gran paso en toda relacion =)
Saludos colega.