10 julio 2012

Crónica de la Resistencia...



Hace diez días…. 

Se supone que tendría que estar escribiendo un ensayo pero no me da la gana, tengo un grano en el oído que duele más que una hemorroide haciendo pucheros, seguramente algún cerdo utilizo mi estetoscopio y me contagio de lepra el pabellón auricular; por lo pronto ya le puse una veladora al grano y le he pedido a los Dioses que me lo hagan madurar, ya llevo tres días con él y no pasa de la adolescencia. 

 Cuando me entere que entraría a la especialidad me creí capaz de encontrar algún momento para escribir, no sabía que sería absorbida, masticada y digerida en cada segundo del día; tan exprimida que al final del día solo queda una versión no apta para niños mucho menos apta para bloguear.

 Mis rotaciones son parecidas al recorrido que alguna vez hizo Dante por el infierno. Lo último que quiero escuchar cuando salgo del hospital son los males y dolencias de alguien, y sin embargo siempre parecen encontrarme al final del día. ¿Que como estoy? ¿Que como me va?…. Estoy aquí resistiendo, algunas veces respirando y otras maldiciendo. Es difícil trabajar en un lugar tan grande, con tanta gente diferente, gente que no para de hablar de sus vidas y de las vidas de los demás, de lo que saben, de lo que ignoran, de lo que opinan. Es agotador tener que poner cara de que estoy escuchando, cuando no me importa un pepino.

Por otro lado ya hablando de pacientes debo decir que me equivoque, los de aquí no son como los de allá. Es curioso porque después de todo es el mismo país, misma ciudad, misma zona geográfica, vamos que a lo mucho son cinco calles la distancia entre donde ejercía y en donde ejerzo hoy pero para mi desgracia las diferencias son marcadas y destacables los puntos, estoy convencida que debe haber asbesto o plomo en la pintura que envuelve el edificio porque abundan los subnormales. 

La vida me cambio, ahora voy de blanco a todas partes - hecho que mi novia odia-, me alimento pesimamente y no es por gusto sino por falta de tiempo, duermo pocas horas, estoy agotada la mayor parte del tiempo, los fines de semana son escasos y el poco tiempo libre se me va en lavar los trapos sucios. La mejor parte de todo es que recibo una beca por educarme, hay días estupendos en donde aprendo un par de cosas nuevas, pongo en práctica algunas técnicas de socialización, he aprendido a reír un poco más y a entender un poco menos a la humanidad, no llevo prisa sino la prisa me lleva, procuro tener una actitud positiva y hasta ahora el optimismo me sienta bien, a veces me descarrilo un poco pero afortunadamente tengo una novia que tiene un tino para dar unos zapes que rectifican a cualquiera U_U

Hace dos días…

Después de medio lustro de trabajos forzados (los cuatro meses más eternos de mi existencia) llegaron mis vacaciones. En mis planes tenía varias opciones, desgraciadamente para lo único que me alcanzo fue para comprar un poco de fruta y una botella de vino, destape mis viejos y polvosos videojuegos y me dedique a recordar los buenos tiempos. Llevo 24 horas jugando sin parar, ahora tengo los ojos como un par de tomates y la mano izquierda en garra, definitivamente ha valido la pena disfrutar de una desconexión total.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Hey volviste bienvenida a tu blog :) te extrañaba espero todo te salga muy bn saludos.
Pd: 2 :* desde Vzla!!

Pamela dijo...

A disfrutar de tus vacaciones.Ya se te extrañaba mi estimada doc

Saludos

--Victoria ** -- dijo...

ya se te extrañaba Kymer, lo malo esque esperaremos otros 4 meses para poder leer otra entrada tuya :D ... la espera valdra la pena jajajja.. un saludo!!

Kymer dijo...

Ande pues para que no me esperen 4 meses mas, ahí va otra entrada...saludos a tod@s :)