30 noviembre 2012

Por los anillos de Saturno!....




Allá por los años de las cavernas si te gustaba una mujer le tirabas con un buen filete, si aceptaba te podías considerar comprometida, el problema surgía cuando te comías la evidencia y te quedabas sin que presumirle al resto la manada, situación que generaban peleas y hartos chismes, porque como sabemos el mundo gira -desde entonces- en torno a la evidencia. 

Fue durante la primavera, con el florecer de las rosas que a alguien se le ocurrió utilizarlas como símbolo de compromiso, ya sabemos que en primavera el piojo y la pulga abundan, era obligado amarrar trato para tener un par de manos extras que te ayudaran a quitarte tanto animal del cuerpo, por desgracia las flores duraban poco, siempre terminaban marchitandose y con el fecalismo al aire libre nadie necesitaba reciclar los pétalos para hacer popurrí, por consiguiente se repetía el mismo chisme que con el trozo de carne.

Con el tiempo y el cambio de estaciones los objetos que simbolizaban un compromiso fueron cambiando, en invierno fueron las pieles de animales, el problema era que para el verano y sin aire acondicionado en la cueva, nadie quería traer un trozo de oso puesto, entonces se repetía el mismo problema, ¿quien era de quien?, ¿a quién coquetearle sin arriesgar una golpiza?. 

Un buen día alguien encontró una piedrita brillante cerca de un rió,  duradera, practica y fácil de llevar a todos lados, entonces fue que se popularizo como símbolo de compromiso romántico-carnal-dame calor en invierno y quítame los piojos en verano; lo de ponerla sobre una argolla dicen que se les ocurrió a los egipcios, llevarlo en el dedo anular fue un error de anatomía, ellos creía que la vena de este dedo en particular iba directo al corazón, órgano en donde se guardaban y generaban los sentimientos, ya saben los egipcios siempre andaban cansados por la construcción de tanta pirámide y no tenían tiempo de estudiar nada, así que optaban por inventarse lo que fuera necesario para explicar y aclarar las dudas. Lo de ponerlo en una diminuta cajita de terciopelo ignoro a quien se le ocurrió, pero si invento algo ya les aviso. 

He de confesar que no hace mucho tiempo compre uno de esos con cajita diminuta incluida, y la verdad como resultaron las cosas creo que mejor debí comprar un filete. En fin como iba diciendo, comenzaba el año nuevo y el amor iba en ascenso con lo que parecía ser un humano pensante, con cierto grado de inteligencia y de sentimientos sinceros -buah, por favor- en mi locura pasajera considere que ya era momento de forma un compromiso con la mujer que deseaba me espulgase de animales en el futuro y a su vez yo hacer lo mismo por ella; lo vi en el aparador y supe al instante que lo iba a comprar, no me importo vaciar mi cuenta de ahorros muy a pesar de saber que mis ingresos no serian los de antes, como siempre nos ocurre a los románticos empedernidos –idiotas, simples y grandes idiotas- la ilusión pudo más que la razón. 

Lo guarde como el mejor de los secretos, no tenía idea cuando o cómo lo haría, de alguna manera estaba segura que llegaría el momento perfecto; y a decir verdad un día por poco ocurre sin querer, cuando en medio de un partido de fútbol abrió el cajón de mi mesita de noche buscando sus cacahuates, afortunadamente siempre he tenido la manía de conservar toda sarta de porquerías y le esquivo los dedos por dos centímetros.

De vez en cuando lo sacaba para encontrar mayor inspiración e idear un plan que generara una declaración memorable, en mi obsesión por los detalles y planear el momento perfecto investigue algunas ideas por Internet ; imagine un viaje en globo, escupir la gran pregunta en medio de un día soleado con el cielo azul de testigo, pero la verdad me supero el miedo a las alturas, después idee soltar la pregunta en pleno aeropuerto entre aviones y azafatas pero en esos lugares a penas te dan tiempo de bajar o subir el equipaje así que aborte la idea; pensé en rentar una avioneta de esas que van dejando mensajes en el cielo, solo que para escribir todo lo tenía pensado decir hubiera necesitado un Boeing 747 así que esta idea también la deseche; en cierto momento creí que lo mejor seria dejarlo sobre la mesa con un gran ramo de rosas para que lo descubriera por si misma, por desgracia esa método ya lo tenía muy choteado, también pensé en llevarla al lugar donde ocurrió nuestro primer beso, pero la verdad el sitio estaba horrible y mas que romántico hubiera parecido el preámbulo de una escena de película de terror.

Y ante tanto desperdicio de ideas al final me quede con una cajita diminuta y un costal lleno de interrogantes, mi plan romántico nunca se materializo y se convirtió en una especie de kriptonita, guardado en el mismo cajón esperando junto a una bolsa de cacahuates. Podría haberle conservado para cuando llegara “la indicada” – una mujer inteligente sin el síndrome de "Soy la ultima coca cola del estadio y todos, absolutamente tooodooos me desean"- pero no me parecía justo entregar a alguien lo que compre pensando en alguien más, así que hace unos días en una charla de pasillo me encontré con un idiota enamorado intoxicado dispuesto a comprar uno, después de negociar un poco lo he vendido, digamos que no recupere todo pero gane un poco mas de libertad, además de una de estas….


Amo a esta cosa... excelente inversión :)


5 comentarios:

ANA LAURA AYALA ARELLANO dijo...

Saludos doctora:

Muy interesante este post, por cierto la felicito por su nueva adquisicion...

La encuentro mas fresca, espero que este recuperandose...

Me gustaria compartirle una anecdota:

Hace un par de años, yo estaba quedando bien con una chef, jejeje que me encantaba... ella decidio dar el primer paso y el 14 de mayo me pidio que fuera su novia..

A los ocho dias tuve que ausentarme mes y medio por mi trabajo, le hablaba diario y le escribia a cada rato, pero la relacion se desgasto, para cuando regrese, con todos los preparativos de un viaje en el que pretendia pedirle que compartieramos fines de semana (porque matrimonio ps todavia no) me encuentro con la noticia de que ella tenia una nueva novia desde hacia tres semanas....

Lo que esperaba que fueran las vacaciones de mi vida, se convirtieron en arduas horas de trabajo en la oficina, el viaje se quedo en la barra de el bar de un amigo, y ella paso a ser alguien a quien no podia conservar ni como amiga...

Lo curioso es que a pesar de todo me llevo bien con ella...

jajaja...

Y desde entonces estoy soltera...

Pamela dijo...

Deseo que a pesar de las decepciones amorosas, sigas siendo así de romántica.

Cuando se trata de amar, hay que hacerlo al 100, a medias pa´que.


Saludos Doctora :)

Kymer dijo...

Mi querida Ana Laura lo que usted necesita es salir, conocer a una o varias mujeres, salir, divertirse, conocer mas mujeres, embriagarse un poco y por supuesto conocer mujeres...Uhh me gusto el consejo, creo que me lo quedare, lo pondré en practica y si funciona ya te digo :0

Pamela aunque lo intentara no me sale ser de otra forma. Saludos

la sra. vaca dijo...

me encanto tu post gracias... por la esperanza, que algun dia tuviste.

ANA LAURA AYALA ARELLANO dijo...

Saludos Doctora...

Seguiré su consejo al pie de la letra, ya es justo y necesario, después le cuento como me fue...


Cuídese mucho doctora, que su semana sea igual de linda que usted, abrazo sincero y de oso...