07 marzo 2013

Claqué...



Después de semanas de encierro viendo como se le expandían los tejidos a cientos de mujeres mientras traían más humanos al mundo, la tortura termino. El año nuevo llego en marzo y con él un nuevo servicio que me permite tener un horario laboral de banquero, el primer año de tortura llego a su fin trayendo consigo nuevos venaditos al bosque, una identificación con nuevo rango me cuelga en el bolsillo, que por cierto me autoriza a cazar venados .

Me acostumbro a las nuevas responsabilidades, lo cierto es que se siente bastante el beneficio. 
No me acostumbro mucho al cambio de compañero de guardia, creo que habla demasiado y me abruma.
Me acostumbro a más días libres y menos noches de guardia. 
No me acostumbro al ácido láctico, ahora que me da tiempo de hacer un poco de ejercicio. Me acostumbro y disfruto mi segundo año de residencia. 
No me acostumbro a todo lo demás, pero al menos lo sigo intentando...

Por lo demás mi Reynalda supero su periodo de hibernación, ahora come todo el día, y hasta chupa las piedras de su acuario. Va creciendo bastante bien, últimamente le ha dado por practicar claqué a las dos de la mañana. Tengo una nueva adquisición en mi pequeño microcosmos, se llama Renata, es pequeña y peluda pero con una personalidad muy dulce, aun esta cachorrita, por ahora duerme, come, mea y caga que da envidia.


1 comentario:

Laura dijo...

Saludos doctora!!!

Tan tiempo extrañandola y al fin se me hace llerla de nuevo, por lo que se ve suena bien su nueva situación, me da gusto por usted!!!

Le dejo un fuerte abrazo, sincero, honesto y besos muchos hoy en el dia de las mujeres emprendedoras y dignas de admirarse como es usted...
Cuideseme mucho, y espero verla mas seguido por aca, buenas noches...