22 mayo 2013

Hablemos de rechazo….


El rechazo es la suma de todo lo que le quieras poner y la resta de lo no te quisieron dar. 

Si lo vemos a través de una rendija, ¿porque tendríamos que sentirnos mal cada vez que somos rechazados? Ya lo se, mi pregunta no suena para nada lógica en este momento, pero por favor siga leyendo. 

Tenemos claro que sin importar el cómo, el cuándo o el dónde a todos nos tocará vivir la experiencia del rechazo… e invariablemente claro está, también la de la muerte. Que para nuestra fortuna por lo regular suelen ocurrir por separado, salvo en ocasiones especiales como en el rechazo de órganos, pero ese tema lo dejaremos para otra ocasión en la que no me encuentre tan desvelada. 

Sabemos que existen culturas que hacen fiestas muy alegres llenas de baile y cantos cada vez que algún integrante entrega el equipo, una expresión sincera para honrar la memoria del que se fue, ¿Y al otro día?… pues al otro día a lo que sigue, tampoco podemos seguir bailándole al muerto. Entonces ¿porque si tenemos opción para dejar de sentirnos mal al ser rechazados seguimos en la misma línea? 

El rechazo precede a la humanidad, los mismos antecesores del homo sapiens lo padecieron desde antes de andar columpiándose como changos, pero bueno ya sabe cómo son de pesados los simios. Quien asegure que es inmune a sus efectos repórtese inmediatamente a la NASA, porque seguramente la cigüeña se equivocó de planeta. Pese a lo que la mayoría cree, la intensidad de los efectos nada tiene que ver con el nivel de seguridad del individuo, esas son patrañas, que lo sepan disimular muy bien, ya es cualidad o habilidad de cada quien; lo cierto es que cuando nos sentimos rechazados, duele y a veces duele mucho. 

Cuando el golpe es fuerte regularmente deja secuelas, seguramente ya en más de una ocasión le fue posible identificar a uno de esos entes, mártires autoproclamados de su propia desgracia que viven anclados al recuerdo de la mala experiencia. Visto con un ojo cínico y lagañoso, podríamos decir que a partir de una experiencia de rechazo solo existen dos corrientes, los que se creyeron todo, esos a quienes su autoestima les fue lanzada de un décimo piso sin previo aviso y los otros, esos a los que les paso exactamente lo mismo que a los anteriores, pero que siempre van por más de lo mismo. 

No hace mucho tiempo atrás conocí a una chica a la que todos la evitaban, cada vez que alguien se le acercaba a preguntarle porque estaba ahí lloraba y pegaba berridos. Teníamos la sala de urgencias a reventar, gente vomitando por aquí, sangrando por allá, infartados, fracturados etc. etc. Y he aquí esta desgraciada mujer que solo se dedica a llorar y a quitarnos el tiempo. La observe por un rato, el cuerpo estaba sentado en aquella sala de espera, pero la mente parecía absorta en un recuerdo. 

Me acerque y me senté a su lado, le ofrecí el único par de pañuelos que me quedaban, aproveche que dicha acción atrajo su atención para hacerle notar los padecimientos de los que se encontraban en la sala, esa de allá tiene cáncer y viene porque no ha parado de vomitar, el de allá se rebano dos dedos, la señora que está en la cama cinco la trajeron inconsciente, creemos que tiene un infarto cerebral, fue entonces cuando me contó el porqué de su visita, tal vez percibió mi interés sincero por ayudarla o tal vez mis malas intenciones por recitarle todos los padecimientos de más de 100 gentes, como saberlo jajajaja. 

Tenía un mes de separada de su última pareja, cuatro años de relación entre rupturas y reencuentros, hacia un mes que lo habían dejado nuevamente, ella lo tomo como una pausa más en su interminable historial de relación tormentosa y bueno él lo tomo como la oportunidad de contraer nuevas nupcias. El golpe había sido demasiado duro, ante la desolación y el llanto inconsolable, sus familiares sin saber que hacer habrían decidido llevarla al hospital. Y aquí estábamos frente a una mujer guapísima –a poco creen que voy por la vida ofreciendo pañuelos a diestra y siniestra- víctima del rechazo, llorando porque un buen día alguien decidió que no era lo suficientemente guapa, lo suficientemente joven o lo suficientemente que se yo…. 

¿Que he aprendido en estos años de práctica, como rechazada amateur? Bueno muy sencillo, ante todo dar las gracias al universo por esa maravillosa oportunidad, tal vez en ese momento no lo veamos así, pero el tiempo casi siempre termina por demostrarnos lo contrario. Aunque tengamos ganas de sacarle los ojos con un pica hielo lo mejor es alejarse cuanto antes, abandonar la escena del crimen, recuerde que el miedo también produce aroma, no intente medidas heroicas cuando no existe nada que salvar. Después busque un lugar tranquilo en donde se pueda encontrar con sus sentimientos, acompáñelo con ron, wisky o tequila a según su gusto, sin abusar que tampoco queremos llegar al nivel de “le voy a llevar serenata” y medite, de preferencia cerca del agua, alguna fuente, mar, riachuelo, canal de agua ó ya de plano enciérrese en el baño y ábrale a la llave, -si va optar por la última opción recomiendo juntarla en un recipiente, que no están los tiempos para desperdiciar- El ruido del agua relaja y calma las ideas asesinas que se le pueden estar ocurriendo, o por lo menos le relaja el esfínter y vacía la vejiga como nunca. 

¿Aún sigue sintiéndose como si le hubieran arrancado los intestinos? Pues claro que sí, estas son recomendaciones no la cura del cáncer. 

1. Sea optimista, no se llega a este nivel sin práctica, ejercite esta disciplina todos los días, con pequeños ejercicios. 
 2. Hoy se siente como si le hubiera arrollado un camión, pero tal vez mañana sienta que solo fue una bicicleta, el tiempo casi siempre lleva a la recuperación. 
 3. Aceptar el rechazo no se trata de aprender a perder, sino de saber voltear hacia nuevos horizontes. Así que deje de darse azotes porque alguien te dijo que no eras lo suficientemente -inserte el calificativo que más le acomode- y a lo que sigue. 
4. Nadie sabe de la que se salvó hasta que no se supera. En 10 años cando te la encuentres de nuevo, obesa, desalineada y con una tonelada de años encima darás gracias a los dioses por quitártela del camino. 
5. No perder el enfoque, hoy te dieron un NO mañana habrá alguien que te de un SI. Quien no esté dispuesto a intentarlo está perdido. 

Y recuerde hoy podría estar jugando con el equipo "perdedor" pero tal vez mañana sea usted  la que dice no, aprenda de sus experiencias y trate a los demás como le gustaría ser tratada,  sin importar sus preferencias una mujer siempre debe comportarse como una dama... :)

19 mayo 2013

Iracunda....



No tengo ganas de hablar de trabajo, al fin de cuentas la gente sigue enfermando de lo mismo, con conocimiento de causa o sin él, al pueblo le vale un sorbete cuidarse la salud; diabéticos, cardiópatas, hipertensos, obesos….y la suma de todo eso. Y si, también hay mocos con episodios de diarreas. 

Bien podría escribir una entrada completa para quejarme de lo insoportable que resulta ser mi compañero de guardia, con sus comentarios sobre sexo y genitales a toda hora del día, podría apostar mi mano derecha al afirmar que a ese tipo no se lo ha tirado nadie en su vida, -pero Ma-Kymer me enseño que no es correcto hacer una apuesta cuando se tiene tanto margen de ventaja, a menos que la chica este guapa  U_U.- Y cuando no habla de sexo, pues habla de todo lo demás…. habla y habla y habla y habla… aun si me ve dormida sobre el escritorio con los ojos cerrados y haciendo como que ronco….el muy imbécil no para de hablar. 

Es de esas personas irritantes que hacen como que te van a pedir un consejo pero en realidad te están presumiendo lo que les está pasando; que si fulanita me llamo para salir pero como no me conviene mejor le digo que no, después te preguntan qué harías tú en su caso, y al final te das cuenta que lo que menos quieren es escucharte, lo que a el le gusta es tener la atención de todo ser vivo que se encuentre cerca, así sea una mosca. Por lo demás y aunque nos costó trabajo, a mi más que a él…-rectifico, todavía sigo trabajando en ello-, nos adaptamos más o menos bien a la hora de atender a los pacientes. Confieso que desde que descubrí que al ofrecerle comida lo mantengo callado y medio entretenido por mas tiempo, he invertido media quincena comprandole toda sarta de tacos, tortas y garnachas… la gente ya comienza a notarle el sobrepeso U_U. 

Y aunque no puedo decir que esto terminara pronto, ya me conformo con que termine. 

Por otra parte, a veces sientes que te vas…la habitación se vuelve oscura y te resignas a caminar hacia la luz, después viene la hora de visita y te aclaran que es parte de los efectos secundarios. Mi anemia va cediendo, en mi línea de atleta desnutrida aparezco todas las guardias con mi Tupperware con “comida especial”, para conejo o para caballo, da lo mismo  -estúpido riñón te mal miro-  de seguir así me auguro un cuerpazo de nervios para diciembre.... del 2019 :P 

La verdad no hay mayor novedad, por estos días hay una nueva chica en mi vida y es una buena terapia ocupacional, salimos a caminar y damos pequeños paseos, pensé que sería un buen imán para atraer mujeres, pero hasta ahora lo más que se nos ha acercado son niños y señoras de la tercera edad :(

Esta es ella… no se deje engañar por la mirada tierna, ya me dejo sin un zapato. 



Le gustan las croquetas y los tocinitos para cachorro, es muy valiente cuando le toca cita con la médico veterinario, no le gustan los paseos en auto porque se marea y vomita haciendo un batidero en todo el asiento, -eso lo aprendí a la mala-, sabia subir y bajar escaleras pero después de un incidente le quedo algo de estrés postraumático, no tiene muy buen humor por las mañanas –creo que en eso nos parecemos- es muy independiente, sociable y no le importa compartir sus juguetes -ahí no nos parecemos nada - tampoco tiene un pedigrí muy claro, mas bien es una revoltura de todo un poco. La adopte en el mejor momento, aunque si le preguntaran a ella seguramente no podría decir lo mismo, pues a decir verdad me encontraba muy triste cuando lo hice. Hasta ahora vamos bien, ella se adapta a mis horarios y yo a esconderle mis zapatos.

P.D: A la señorita que me echa bronca por no escribir nada en semanas y que dice andar por Alemania, mínimo mandeme una postal..... ya escribí algo, bastante soso no lo niego, pero escribí... :P