23 julio 2014

Esperando a que pase...




Esta soledad que por costumbre me acompaña ha dejado la vanidad de lado, subió varios kilos y cada día pesa más la muy cabrona. Hoy me entregaron el medicamento para acabar con mis males y momentáneamente con lo que llamaba vida. Se acabo abruptamente el ritmo que llevaba, las circunstancias me obligan a frenar y darle vuelta a la página sin haber terminado el párrafo que seguía, ahora solo tengo varias semanas de incapacidad y horas para aburrirme como una ostra. Esta mañana al ver tanta pastilla no sabía si llorar o hacer confeti, podría haber sido peor o tal vez el universo se despisto y esto fue lo que me toco. 

Y para despiste lo que me ocurrió al término de mis vacaciones, confundí las fechas y adiós avión, perdí el vuelo de regreso, termine comprando uno en cierta aerolínea en donde me vieron cara de marquesa y confundieron mi viaje nacional por uno a Europa, como humilde residente opte por la opción más factible a mis circunstancias económicas, por desgracia hacia más escalas que una octogenaria con incontinencia. Más de doce horas de viaje, si leyó usted bien, al parecer la aerolínea te castiga por ser desconsideradamente pobre y lo que es un vuelo de 3 horas lo extienden a medio día para ver si de una buena vez mueres de una trombosis. 

Ya vivido el susto, me quedo algo de estrés postraumático, así que me presente a tiempo para documentar mi maleta y estar puntual en sala de espera, y entonces espere… y espere…. y espere porque el vuelo se retrasó. Entre tanto me entretuve viendo el ir y venir de la gente de un vuelo con destino a Shanghái, obvio que la mayoría de los pasajeros eran orientales, la mayoría sin la documentación adecuada para abordar corrían como cucarachas en quemazón a colocar un sello a una papeleta; ya entrada la madrugada mi vuelo por fin llego, nos colocaron en fila india, pero nadie entendió nada, la señorita solo hablo para que la escucharan las cuatro gentes que tenía adelante, opte por quedarme hasta el final y que el populacho se hiciera bolas. En eso una señora de la edad de mi abuela y acompañada de dos niños pequeños, se me a cerco a preguntarme algo sobre el vuelo, discutía con los niños sobre su necesidad de ir al baño, su exceso de equipaje y su preocupación por no saber qué hacer con ellos. Me pidió de favor que le cuidara el equipaje, recordé las enseñanzas de Ma-Kymer (dos horas antes de llegar al aeropuerto… a estas alturas la mujer no para con sus enseñanzas) 1. No hables con extraños, 2. Cerciórate de la sala y vuelo al que vas, 3. No hables con extraños, 4. No compres café, es vuelo nocturno y no podrás dormir 5. No cuides el equipaje de nadie 6. No mires a las azafatas más de 30 segundos…. Que puedo decir la mujer me conoce las debilidades U_U 

Y así con la tranquilidad que me distingue le di un rotundo No, la señora entro al baño con maletas y niños, ya en el avión nunca la vi abordar, por lo que saque varias teorías, ¿se trataba de una espía y me confundió con la versión femenina de James Bond? o comió alguna porquería en el aeropuerto y termino con una diarrea marca diablo. 

Mi travesía continuo entre berrinches de un niño chillón y los ronquidos del hombre de a lado, varias escalas y cinco horas de espera para trasbordar por fin llegue a la mitad de mi destino, es la mejor parte de los aeropuertos, me gusta ver las bienvenidas, gente que se abraza con el gusto de volverse a encontrar, no he de negar que a pesar del cansancio sentí un poco de envidia, a mí nadie me esperaba… y espero que con este comentario el chofer del taxi no se vaya a ofender pero aunque me atendió de maravilla no es lo mismo. Llegue a la central de camiones y me trepe en lo primero que paso, para futuras referencias eso es mala idea, el camión incluía esencia de axila, sudor de tres días y queso añejo, me resigne pronto, es verdad que no era esencia de lavanda pero de igual manera momentáneamente caí en estado de coma. 

Ya en la central, si…atino usted, nadie me esperaba tampoco, solo que esta vez el chofer del taxi no fue amable. Y por fin llegue a mi choza, sin comer, sin dormir y media apestada…. Casi como una postguardia.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Draaa habia perdido la pagina hasta hoy la recupere y como siempre riendo de sus locuras....se le extrana musho ya regrese a tj...Irma....1.62 y 50 kl bueno 1.52 y 55 jajajaja