28 enero 2015

La apuesta...






Hoy aposte por diversión, sabía que no importaba el resultado, al final cualquiera que fuera saldría ganando. No, no fui a ningún casino o sótano de apuestas clandestinas, solo le aposte a la verdad. 

Puse sobre la mesa lo poco que me quedaba, así es este juego… a veces crees que vas ganando pero resulta que vas perdiendo, y cuando crees que perdiste ganaste más… solo es cuestión de tiempo, todo en esta jodida vida es cuestión de eso. Y habrá por ahí quien presuma en forma burlona que me gano, que jugo conmigo, que me saco raja y ventaja, que me limpio los bolsillos y me saqueo el corazón, pero todo es cuestión de perspectiva. Cada ojo ve lo que quiere o lo que puede a según la lagaña que traiga pegada. 

Para mi desgracia no se apostar de otra manera y me entregue a la partida, eche mi resto a la mesa, mostré mis cartas y me hicieron trampa. 

El universo siempre está observando y tomando nota, la factura está a la vuelta de la esquina, aunque la mía seguirá llegando cada mes por unos ocho meses más, es lo que pasa cuando compras a 12 meses sin intereses con tarjetas participantes. 

En fin, siempre debemos poner atención a las letras chiquitas, para no confundir préstamo con honorarios de servicios. Pagare en mensualidades un gusto que pude comprar pues dado el momento se supo vender muy bien, aunque al final resulto una vulgar y corriente artesanía, supongo que una baratija más ira rodando por el mundo ofreciéndose al mejor postor por la mejor ganancia de todas, la propia. Y si la patanes es hereditaria, entonces ahí está la justificación, de tal padre tal… astilla U_U. 

Estoy contenta, ya casi estoy de vuelta, terminando detalles y ajustando fechas, ya viene marzo…ya viene el fin de mi residencia....Tengo que dar el discurso, pero antes debo escribirlo O_o